A principios de los 50, Frank Sinatra estaba en horas bajas. No podía conseguir actuaciones en clubes nocturnos ni contrato discográfico. Pero su salvación llegó a tiempo; el 14 de marzo de 1953, Alan Livingston, vicepresidente de la sección A&R de..